lunes, 26 de enero de 2009

Nervión sigue sin ser el fortín deseado

Hablábamos el viernes de la importancia de los partidos en el Ramón Sánchez Pizjuan y de la necesidad de convertir el feudo sevillista en un estadio intimidatorio para los rivales. Es en casa donde el Sevilla está teniendo mayores problemas para sacar resultados y donde tiene que resolver sus problemas de consistencia, donde debe conseguir ser un conjunto demoledor. Llegaba una cita para revertir la situación pero el equipo se estrelló contra el muro que supuso el ordenado planteamiento de Muñiz.

Nada que no fuera esperado en el Racing, solidez atrás, velocidad en el contragolpe y altura, en un equipo que podría formar por envergadura un quinteto apañado en baloncesto. La intimidación y el gol que supone la vuelta de Zigic al Cantábrico, junto con un gran trabajo defensivo, fueron suficientes para que los puntos volaran de Nervión con total justicia.
El equipo de Jiménez tiene problemas para convertirse en un local poderoso. Toca en el Sánchez Pizjuan llevar la iniciativa y el peso del partido, generar desequilibrios frente a rivales que repiten sistemáticamente planteamientos-aunque de salida este Racing fue más atrevido y buscó presionar más arriba hasta la expulsión de O. Serrano-,repliegue defensivo y líneas muy juntas. Pero la situación no se resuelve.

Las bajas y la plaga de lesiones suponen un lastre importante. Muchos meses compitiendo con lo justo, sin demasiadas opciones para preparar alguna sorpresa táctica, con jugadores que empiezan a bajar su nivel por la carga de minutos-caso de Squillaci, por ejemplo, que firmó ayer uno de sus partidos menos brillantes como sevillista-. El Sevilla se hace previsible en el Pizjuan y son pocos los argumentos que tiene en el banquillo para resolver situaciones adversas como la de ayer.

GENERAR DESEQUILIBRIOS

En Agosto se escribía aquí

“Una posición será clave en el transcurso de la temporada, la figura del mediapunta. Y para ocuparla los dos hombres de mayor talento individual del equipo, Kanouté y Renato-más la posibilidad de utilizar al Laucha Acosta-. Se hablará mucho de las bandas-si las cosas salen como se puede suponer en este momento-, pero el equilibrio ofensivo vendrá marcado por el rendimiento del jugador que acompañe a los dos hombres de banda en la línea que juega detrás del punta.

Deberá ofrecer alternativas a los mediocentros en la creación del juego, otorgar claridad en la salida ordenada del balón desde la defensa o ser el referente en el juego en largo desde la retaguardia. Además tendrá que ofrecer mucho gol en un equipo que, como punto menos claro en ataque, ha tenido en esta pretemporada la presencia en área. Pocos efectivos en posiciones de remate tras el desborde por bandas, esa es la parte menos positiva del equipo y en la que tendrá que ser referencial la llegada del mediapunta”.

Pasaron los meses y los presagios se cumplieron. El Sevilla se atasca ante rivales replegados, falta desequilibrio más allá de las bandas, sobre todo con un Jesús Navas convertido en el referente ofensivo del equipo por su capacidad para generar desborde. Kanouté demostró la importancia capital dentro del engranaje ofensivo en los partidos contra el Deportivo, su capacidad para jugar entre líneas fue devastadora para el equipo de Lotina. Renato, ubicado en posición de mediapunta, lleva mostrándolo todo la temporada, erigido en el máximo goleador de un equipo al que le cuesta el gol.

Ayer ninguno de estos dos jugadores fue referencial en el juego. Si a eso unimos la baja de Navas, el máximo exponente ofensivo del equipo esta temporada, nos encontramos con un equipo falto de ideas y que quiso resolver los problemas como más interesaba al Racing, juego frontal en largo para que su línea defensiva-más de 1,85 de media en altura-creciera en confianza.


¿COMO CREAR DESEQUILIBRIOS?

El Sevilla acaba con 4 delanteros en el once y defensa de 3. Amontona jugadores en campo contrario y acaba en embudo y con balón frontal. Saca artillería pero no se escalona, no crea superioridades y muere chocando contra un muro y presa de la desesperación. El final de la historia es nuevo, pero no la historia en sí. Dificultades para agredir a un rival ordenado y replegado en el Sánchez Pizjuan.
Para solucionar esto hay que buscar alternativas. No encuentra Jiménez una pareja de mediocentros que origine fluidez en el juego, con capacidad para el último pase, o que suba la velocidad de circulación del balón para que aparezcan espacios en rivales con líneas juntas. El equipo sube enteros cuando Renato o Kanouté dan un gran rendimiento en el partido. Pero es necesario algo más.

La vuelta del Laucha puede ser importante, si se convierte en titular. Jugador canchero el argentino, móvil, desequilibrante entre líneas, con calidad en la conducción y el 1x1, además de visión para la asistencia. Es necesaria la figura de un futbolista que marque diferencias de ¾ de campo hacia delante. Y Acosta cumple ese rol.

Pero mientras vuelve y se convierte en jugador importante en el once, cuestión que está por ver, la solución pasa por generar superioridades en algunas zonas del campo, sobre todo en los perfiles exteriores. Crear triángulos en posiciones de banda, con los apoyos de Kanouté o Renato, más la participación activa de los laterales doblando a los jugadores de banda. Menos conducción y más escalonamiento, habilitando líneas de pase, para que el juego no se convierta en circulación horizontal hasta que uno de los extremos busca desborde, muchas veces en inferioridad cerrado por dos rivales, o balón frontal a los puntas.

Más juego al espacio y vertical, atacar con más jugadores y con mayor calidad táctica. En una palabra depender menos del talento individual, puesto que este es intermitente y desaparece en situaciones como la actual. Una situación en la que no se rota por la eterna y desoladora plaga de lesiones y en la que la sobrecarga de partidos hace que a los jugadores desequilibrantes no les llegue el físico para marcar diferencias.


Enlaces de interés:


"El "Nuevo" Sevilla de Jiménez, una escuadra más sólida y académica".

5 comentarios:

rical dijo...

Pues sí! El peor partido que he visto del Sevilla! Ni el 1-4 contra el Almería lo vi tan malo!

Estos son de los juegos que uno simplemente tiene que pasar página y borrarlos de tu disco duro!!

Un Kanouté inédito, al cual no culpo por los goles del Racing. Un defensa tiene que defender al mejor atacante contrario, no atacante vs. atacante, solo por la altura.

Un Luis Fabiano fallón, Chevantón apenas se vió. La defensa bastante floja. Navarro se veía totalmente perdido en el lateral derecho y Drago desbordado constantemente por el izquierdo.

Nada, ya me olvidé de este juego y a por el Valencia el jueves.

Saludos!

Emilio dijo...

La transición de ataque es tediosamente lenta y totalmente previsible. Con tanto pase horizontal se da tiempo más que de sobra a que se coloque la defensa contraria. Se ha perdido totalmente la verticalidad que tenía este equipo hace tan sólo un año.
Me parece que un creador de juego nos hace falta como el comer, si es que se quiere aspirar a algo. Cuando uno repasa la lista de centrocampistas salta a la vista.
Con un Maresca en muy baja forma y con un Renato que ya sabemos desde hace tres años que es un jugador intermitente, no me parecen que son jugadores para echarse el equipo a la espalda.
Ni Fazio, ni Duscher son creadores de juego y Romaric, por lo visto hasta ahora, hace fondo de armario pero no es el jugador que debe ser el eje del equipo, a pesar de los 9 ó 10 millones de euros "casi ná".
Lo cierto es que hasta ahora los partidos en casa se están convirtiendo en una auténtica tortura.
¿Qué piensas al respecto?
Saludos

Miguelillo dijo...

una verdadera pena los puntos que se estan yendo del pizjuan. Esta claro que los mediocentros se estan viendo un poco desbordados y no hacen bien lo que se les pide en ataque, que fundamentalmente es crear, por lo que yo pienso que nuestro centro del campo necesita ese hombre que haga de enganche y abra a las bandas y conecte con el/los delanteros. Porque esa es otra, necesitamos siempre 2 delanteros?? y si asi fuera, no es mejor a veces sacrificar una banda que al media-punta??
Otra cosa que me mosquea es ver a kanoute de medio-centro, o haciendo marcajes individuales defendiendo los corners, asi nos fué ayer... kanoute en su sitio por favor
otro que me preocupa es renato, el partido que hizo como la mayoria es desastroso, pero yo no veo a renato jugar bien de medio-centro desde hace mucho tiempo. De hecho yo creo que solo funcionó con poulsen, y siendo hoy dia el pichichi del equipo me parece otro gravisimo error
saludos.
A POR LA COPAAAAA!!!!

Michelangelo dijo...

Hola Miguel.

Unos amigos y yo hemos creado recientemente un blog y te hemos enlazado, nos gustaría que nos enlazaras en tu blogosfera si puede ser paraa intercambiar comentariso, opiniones sobre el Sevilla, te paso el enlace :

http://www.degranito.blogspot.com/

Respecto al tema ofensivo, hay que intentar no tener Navas-dependencia, Kanouté-dependencia, Romaric-dependencia, Luisfa-dependencia, ojalá recuperamos efectivos y se consiga el bloque, las cosas se consiguen con el bloque, con 14/15 jugadores no se llega al tramo final de liga al 100 %.

Vamos mi Sevilla, vamos Campeón

Saludos

Antonio Manuel dijo...

Hola Miguel

Me estoy haciendo asiduo a tu blog la verdad es que esta genial

Me gustaría proponerte un escrito sobre el nuevo jugador del Sevilla, es Perotti si finalmente consigue inscribirlo.

Que te parece el chaval? hablan maravillas del chaval.

un saludo.