viernes, 7 de noviembre de 2008

COMPLEJA SITUACIÓN, 4 DERROTAS CONSECUTIVAS

4 derrotas consecutivas que se podrían considerar sorpresivas visto el rendimiento del equipo hasta entonces, hacen que la situación del equipo no sea ni mucho menos agradable. El análisis superficial puede ser que el Sevilla ha dejado de mantener la puerta a 0, cosa evidente y de Perogrullo porque sin encajar es imposible perder. Pero el análisis debe llevarse más allá y enlazarlo con el juego ofensivo que ha mostrado el equipo de Nervión en esos 4 partidos. 4 derrotas por la mínima, con algún que otro atenuante-expulsión de Luis Fabiano, falta de efectivos ofensivos, lesión de los dos jugadores de banda izquierda, acumulación de muchos partidos con un número muy elevado de bajas-, pero que muestran un hecho al que poner remedio, tres partidos sin perforar la meta contraria y sumando un número de ocasiones no demasiado llamativo en los 4 encuentros.

El equipo tiene dificultades para dar la vuelta a un marcador adverso, está atascado en ataque y no encuentra vías de penetración ante rivales replegados. El juego de ataque no es ni mucho menos brillante y se debe trabajar para buscar alternativas. El número de ocasiones no es alto y se vive, en esta situación, de la efectividad resolutiva, lo cual no es lo más recomendable si tu portería no se queda a cero.

DIFICULTADES EN LA SALIDA DE BALÓN

Los problemas principales vienen en el comienzo del juego. El equipo sufre cuando los rivales aprietan arriba para oscurecer la salida limpia del balón desde la defensa. Ayer el gol viene de una pérdida en el inicio del juego-y no es el primero ni el último gol que va a recibir el equipo debido a este aspecto si no se le pone remedio, porque es un problema repetido esta temporada-, el Standard de Lieja tuvo claro cuál era la trampa a plantear al Sevilla. Cerró la salida de juego por Escudé, con Mbokani muy cercano, y dejó libertad para salir por el lado derecho. A partir de ahí presión en línea de medios y cortocircuito total en el inicio del juego sevillista que se veía incapacitado para superar la línea de 4 que planteó Boloni detrás del punta y que situó sobre la línea divisoria de ambos terrenos de juego.

La ausencia de Kanouté, con su dinámica y capacidad para ganar las disputas aéreas, también hizo que el Sevilla no fuera capaz de superar la primera línea de presión belga en la primera parte del partido con un juego más directo.

LAS TRANSICIONES NO ESTÁN ENGRASADAS

Las transiciones definen el fútbol actual, son las situaciones en las que pasas de defensa a ataque o de ataque a defensa. Dominar las transiciones te lleva a ser competitivo. Eres capaz de no sufrir cuando pierdes la pelota y de ser dañino cuando la recuperas. En este momento el Sevilla parece más un equipo que distingue fase de ataque y fase de defensa que un equipo que juega el partido como un todo.

Durante la pretemporada y parte del comienzo del campeonato, vimos que el cuadro de Jiménez recibía pocos contragolpes rivales, señal de ser un equipo preparado para defender cuando perdía el balón en ataque. La transición defensiva era muy buena, siempre existían muchos jugadores por detrás del balón o se cuidaba muy bien la posesión de la pelota. Sin embargo ayer vimos un Standard de Lieja que tuvo tres o cuatro situaciones de contragolpe claras en un tramo de partido muy corto derivado de pérdidas que antes no se producían y de una peor ubicación del equipo.

Las transiciones ofensivas si han ido desapareciendo, aunque en Valladolid vimos una magistral que puso el 0-1 en el marcador. Actualmente el equipo ha perdido velocidad en la salida desde la defensa cuando recupera, en parte se debe a que en muchas fases del partido se repliega bastante y las recuperaciones se producen muy cerca del área propia, con mucho campo por recorrer. Este aspecto, la transición ofensiva, fue capital en el gran Sevilla que vimos en temporadas pasadas, incluida la pasada, donde la ausencia de Daniel Alves-siempre primer apoyo en el contragolpe-se está haciendo notar.

Quizá estos sean los dos aspectos principales que debe mejorar el Sevilla en este momento, evitar pérdidas en la salida del juego y volver a recuperar el dominio que tuvo en las transiciones para encontrar un nivel competitivo superior al que nos traen estas 4 derrotas consecutivas. Se podría hablar mucho más sobre los aspectos ofensivos del equipo, pero la base de la recuperación está en dominar las situaciones analizadas. A partir de ahí, ganar en dinámica, en presencia de los laterales en ataque y mayor llegada de jugadores a posiciones de remate ayudarían a subir el número de ocasiones generadas por partido, aunque se perdería algo en el aspecto defensivo. La teoría de la manta es la clave.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El juego estatico del sevilla se vio mermado, sobre todo por la falta de inteligencia de su media,Renato/Maresca/Romaric, no se noto en mucho momento que tenian que hacer, se les noto un rol indefinido a veces bajaba Romaric, otras con Maresca, otras los 2, o a veces Renato daba demasiada distancia entre el y la pelota.
Coincido contigo, en que la transicion, del Sevilla pierde sin Alves y luego con Kanoute, que suele bajar a media, a una banda, y tira muy bien las paredes.
Y ya luego falta gol, es algo que era posible, los extremos sevillistas no suelen tener grandes cifras, la media le falta gol, y los killers estan lesionados, gran momento para ver que mas recursos tiene el sevilla, quiza en estos momentos ya no puedo ser electric o muy ofensivo, mejorar en balon parado o aprovechar contrataques y saber defender las ventajas, parece el factor clave

chufy dijo...

Buenas tardes por fin un blog en el que se habla de fútbol y el porque de la racha de malos resultados de mi equipo, el más grande del mundo para mi.

Para mi, la racha de malos resultados que venimos padeciendo desde el día del Malaga obedece a varios fatores que paso a enumerar:

En primer lugar, las lesiones sobre todo en la parte delantera. Sin ellas creo que el equipo conservaria la pegada del año pasado. Cabe recordar que antes de la semana de seleciones el equipo no había perdido ningún partido. Tras la racha de lesiones el equipo ha pegado un bajón espectacular.

En segundo lugar, la lentitud y la falta de dinamismo del medio campo. Ni Romaric, ni Maresca ni Fazio estan dando la medida de lo que requiere el equipo al tener dos alas tan rápidas. Al no robar ningún balón , la recuperación la conseguimos muy lejos de la portería.
Igualmente en el manejo de balón estan muy lentos y ante equipos como el de ayer , muy dinámicos, muy presionantes y muy veloces. Me gustaron sobre todo Dafor y Witsel, que ya juegan con la absoluta belga.

En tercer lugar, los rácanos planteamientos del entrenador. No se puede conformar con tres o cuatro llegadas por partido y juegar con la portería a cero. estaría bien en otro equipo pero no con los jugadores y el nivel de exigencia de este Sevilla.

Creo que si seguimos en esta dinámica nos hara falta un delantero y medio centro, si no ya para invierno si para el año que viene.


Sin más un cordial saludo a todo el sevillismo y a ti Miguel que te sigo por la radio

ppillo dijo...

Estoy muy de acuerdo con ambos planteamientos. Sobre todo en lo que respuesta a la actitud de los hombres del mediocentro. Os habéis fijado en la actitud de los hombres del medio centro? No encaran, casi no hay circulación de balón, siempre hacen lo mismo, conducción lateral y apoyo en la defensa. No bajan a recibir y conducen el balón a situación de peligro. Y sobre todo no recuperan balones. Todos los rivales, menores como Málaga o Valladolid nos tienen tomada la medida con la presión en el medio centro y la salida de balón de Escude, ante esto qué hace el entrenador? Por qué los medios no se ofrecen. Ayer vi la misma jugada como 100 veces. Los medios cogen la pelota y en vez de encarar juegan de espaldas a la porteria y pase de nuevo a los defensas.
Ayer estaba desesperado. Si además a esto le sumas el ataque eléctrico que desplegó el Standard, pues.....
Respecto al entrenador me gusta en general pero es INCAPAZ de hacer una lectura acertada del partido y salir de los apuros. lo único q me gustó ayer fue cuando sacó a Romaric y Konko al ver q no aportaban NADA al equipo.
En fín, creo q toca sufrir y esperar q se recuperen los lesionados y la suerte cambie.
que desahogo después de escribir...
Un saludo desde Holanda

Anónimo dijo...

Me parece que nos estamos pasando con el tema de los lesionados. Es una cortina de humos que queremos echar para no ver la realidad: la falta de un técnico en consonancia con las aspiraciones actuales del equipo.
Contra el Standard de Lieja jugó un equipo que es titular. El único lesionado importante es Kanouté, pero también el año pasado era normal la falta de Kanouté. Capel tampoco era antes un titular indiscutido. Y que me dicen ustedes de Acosta o de Chevantón. ¿Cuando jugaba Chevantón?
Ha pasado que este año (Romaric, Konko) no han cubierto adecuadamente las bajas del pasado (Alves, Keyta, Poulsen). ¿Han fallado los repuestos? Es posible. ¿Qué argumentos presentaba Jiménez? Sus éxitos en una tercera categoría. ¿Es esto suficiente?

erbixa dijo...

Analizemos la situación no al calor de los resultados sino delo importante como es el juego:
El sevilla, sea por la venta de jugadores, sea por el perfil de los fichajes, ha pasado de ser un equipo con unn fútbol moderno y eléctrico ha ser un equipo lento, con un juego de los años 80 cuando se podía jugar al ritmo que lo hacían Francisco y Pintinho.
Es además un equipo que ha tirado la defensa 15 metros atrás de lo que lo hacía con lo que la distancia entre la delantera y la defensa se convierte en un inmenso espacio en el que los futbolistas, que no son un dechado de velocidad, aún parecen más lentos de los que lo son.
La solución es tirar 10 metros arriba a la defensa, de manera que el centro de campo recupere la pelota 10 metros antes y la transición sea mucho más veloz, y sobre todo no obsesionarse con el tiempo de posesión de la pelota, vale el mismo tiempo, em posesión, un saque de banda en el centro del campo que un corner, y uno es una ocasión de gol y lo otro no.
Copiemos de los que triunfan, los ingleses y su manera de jugar y no de los que fracasan, el Madrid y su fútbol cansino.
Por cierto, echo de menos un análisis sobre el sevilla Atlético.
PS: no te hagas tanto de rogar Miguel que nos encanta leerte. Gracias.

Miguelillo dijo...

esta claro lo que vemos todos, y aunque todos tenemos nuestra opinion y coincidimos en muchas cosas, yo quiero desmarcarme un poco y pensar que la máquina solo esta engranandose, faltan muchos detalles, hemos tenido una muy mala racha de lesionados, y se ha notado mucho, tanto en ocasiones de gol como en juego, pero afortunadamente la defensa sigue bastante firme, y para mi eso es lo primero, en eso coincidire siempre con jimenez, porque aunque nuestra plantilla este hecha para generar 20 ocasiones por partido, que creo que estamos de acuerdo todos, pues si te hacen 2 contras y te meten 2 goles como nos pasaba el año pasado, al final para ganar el partido tendríamos que haber hecho 40 ocasiones como minimo.

pienso tambien que la defensa no juega mas cerca de la porteria que antes, pero al atacar peor tenemos que defender mas, y por eso vemos tanto al equipo replegado cerquita de su porteria. pero quiero recalcar que con juande el equipo se metia atras igual, lo que pasa es que saliamos con mucha mas claridad y peligro en las contras, los pelotazos los bajaba todos kanoute, y alves y navas causaban estragos por su banda.

Ahora pienso que tenemos que entender y asimilar que ya no podemos jugar a lo mismo, tenemos algunos jugadores nuevos y otros que ya no estan, y lo mismo que cuando llegó juande habia muchas criticas y no habiamos ganao na, pues ahora con 5 titulos recientes jugando como los angeles, pues ahora si que son entendibles, y mas siendo jimenez de la casa.

Para terminar quiero hablar de romaric, que es el que despierta mas dudas. Esta claro que no ha dado lo que queremos, y seguro que quiere darlo el tambien, pero no esta adaptado todavia. dicen que puede ser la carga de partidos, pero lo cierto es que el domingo estuvo realmente desacertado, de hecho lo cambiaron al descanso, pero lo peor de todo es que a maresca y renato les pasaba lo mismo que a romaric, lentos, imprecisos, llegaban tarde, se trastabillaban, faltas tontas, perdidas de balon tontas... los 3 iguales, pero romaric un poco mas, ya que se le ve un poco mas lento, y sin alves y con el centro del campo tocado es normal que se note en el juego, pero mi confianza es plena en el entrenador y la plantilla, y estoy convencido que el mister va a sacar todo el jugo que tengan nuestros jugadores, y poco a poco iremos reconociendo al equipo campeon que queremos ver, a lo mejor no generamos 20 ocasiones por partido, pero lo mismo nos valen 10 o 15, siempre que no defendamos como el año pasao, que de momento parece que no, y con eso me quedo. A partir de ahi, ya mejoraremos cuando no estemos tan mermados ofensivamente.

Eso es todo amigos, hasta el proximo post de nuestro querido Miguel, mi tocayo.